Nuestra boda heartmade y mi primer tocado de Amadamadrina

Hoy viernes 12 de octubre, me vais a permitir que la pareja protagonista seamos nosotros. Porque hoy hace justamente cuatro años estaba vestida de novia, con mi primer tocado de Amadamadrina, mirándole a él  y diciéndole directamente a los ojos un gran “Sí Quiero”. Sí a nuestros chistes malos, sí a compartir espacios dónde nunca pensé que cupiesen dos, sí a nuestros desayunos los domingos a la hora del vermut, sí al apoyo incondicional…

 

Con mi tocado y el broche de novia, nació Amadamadrina. No era el primer tocado que hacía, pero sí el primero de lo que sería la marca que nació poco después aunque entonces, yo no lo sabía. Tenía claro desde el principio que el vestido sería sencillo, depurado y con un gran escote de espalda y para complementarlo llevaría unos complementos importantes. Susana Lirola supo captar mi idea desde el principio y he de decir, que el proceso fue muy emocionante. Mi tocado de novia y la original libélula a modo de broche que llevaba en la baja espalda le aportó el toque wow que buscaba…

Nuestra boda heartmade fue algo que disfruté muchísimo… Cada detallito se hizo con el máximo amor y es que, sinceramente, soy una apasionada de las bodas. Quiero dar las gracias a nuestros familiares y amigos, que trabajaron con nosotros para que todo fuese perfecto…

La noche anterior cayó una tormenta impresionante. Desde la cocina de la finca mientras montaba nuestra tarta (sí, habéis leído bien, también hice la tarta para doscientas personas, soy así de friki de lo heartmade) rezaba para que nuestra boda al aire libre se pudiera celebrar… Sin plan B y un agua considerable, así soy yo, me gusta  “estar en el alambre”

Pero al día siguiente el sol nos sonrió, y sinceramente, aunque adoro la lluvia, creo que jamás me he alegrado tanto de verlo brillar…

Mientras me arreglaba para el gran momento, se me pasaron miles de sensaciones y sentimientos hermosos… No podía creer que después de todo estuviese allí, rodeada de las personas que más quiero a punto de celebrar algo tan bello y en la mejor de las compañías…

Cuando vi aparecer a mi padre, la emoción me invadió y sólo pude llorar de felicidad. Después, la escalinata de la finca. Desde arriba pude ver a todos los que forman parte de nuestras vidas, y al fondo, Él… Fue una ceremonia cercana, preciosa y emotiva.

¡Y qué decir de la fiesta! ¡Lo dimos todo! Y es que no hay nada más precioso que celebrar el amor junto a las personas queridas…

Gracias a mi madre y mi hermana Marina, que no descansaron hasta que todo estuvo perfecto. A mi hermana Irene por conseguirme la cesta para mi antigua bici. Gracias a mis tías y mis amigas por ayudar a vestirme y por esas palabras tan bonitas que me hicieron llorar. Gracias a mis suegros por toda su ayuda. Gracias a Rocío y a Mª Ángeles por dejarme tan guapa, y en definitiva gracias a todos los que con vuestra presencia o vuestro trabajo hicisteis que nuestro día fuese un auténtico tesoro para nosotros.

Pero sobre todo, gracias a ti Alfonso, porque la vida es maravillosa, pero es mucho mejor contigo dentro. Gracias por ser, estar y soñar, TE AMO

            

 

Complementos: Amadamadrina

Vestido: Susana Lirola

Zapatos: Lodi

Finca: Villa Loreto

Fotografías: Paqui Rodríguez

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *